viernes, 13 de junio de 2014

NECESIDAD DE LO CERCANO EN UN MUNDO GLOBAL


"En defensa de la formulación"
Publicado en Correo Farmacéutico. 9-15 Junio 2014

Recientemente han saltado a prensa noticias sobre desabastecimientos de medicamentos. Estas informaciones están creando cierta alarma entre los pacientes y nos dejan a todos una leve, aunque amarga, sensación de incertidumbre.

¿Por qué se producen los desabastecimientos? ¿Cómo es posible que en un sistema de salud moderno, abastecido por una industria farmacéutica puntera, se produzcan desabastecimientos prolongados? Y, puestos a preguntar: ¿Se puede hacer algo más para controlar estas situaciones y sus posibles consecuencias en el futuro?

Guillermo de Ockham proponía usar la navaja de la hipótesis más sencilla para abrir los melones de los problemas más complejos. En este caso, la hipótesis más sencilla sería aventurar como causa de los desabastecimientos una preocupante fragilidad del sistema de producción de medicamentos. La falta de una materia prima, una parada técnica, un cambio de estrategia… Varias razones pueden detener la fabricación de un medicamento en una determinada planta. Y, hoy en día, en un mundo global, parar la producción en una sola planta puede traducirse en un desabastecimiento a nivel mundial.

Invitamos por tanto a reflexionar, ante una perspectiva de desabastecimientos cada vez más globales y simultáneos, sobre si traer un medicamento desde países de nuestro entorno es la mejor solución de futuro, como se está aconsejando en la actualidad desde la Administración de manera casi exclusiva. O si por el contrario merece la pena anticiparse y explorar opciones complementarias, para evitar futuras situaciones de emergencia.

Como farmacéuticos, consideramos que ésta es una ocasión de oro para poner en valor  las bondades de un recurso con el que nuestro sistema sanitario ya cuenta: la formulación de medicamentos individualizados. Es decir, la elaboración personalizada de un medicamento, bajo prescripción del médico, en una farmacia o servicio de farmacia hospitalario. Los medicamentos individualizados se elaboran en modernos laboratorios autorizados por la Administración para tal fin, cumpliendo con unas normas y criterios de calidad equivalentes a los que se exige a la industria, pero adaptados a una escala de producción diferente.

Además de la calidad, la accesibilidad también está garantizada. En virtud de normativa específica, las farmacias que no cuentan con los medios para formular con garantías subcontratan con otras farmacias especializadas. De esta manera, el paciente siempre accede al servicio a través de su farmacia de referencia.

¿Entonces, si los medicamentos individualizados ya se utilizan con éxito para personalizar tratamientos, por qué no explorar, de la mano de la Administración, todo su potencial en otras situaciones, como los desabastecimientos, en lugar de recurrir a la importación de un medicamento extranjero como única opción?

Es importante hacer notar que no se trata de medicamentos ‘de segunda’, sino que hablamos de lo más científico y genuino de la ciencia farmacéutica. La elaboración, con todas las reglas del arte, de un medicamento a la medida del paciente. Lo cual vendría por otro lado a demostrar, una vez más, que en este mundo global y a gran escala, a veces lo pequeño, lo que está realmente a la medida de lo humano, resulta cuando menos necesario para dar cohesión y garantizar la integralidad del sistema.

Para terminar, hacemos un llamamiento a las autoridades, así como a médicos y pacientes, para que sean conscientes de que cuentan con este instrumento, la formulación de medicamentos individualizados, capaz de aportar su granito de arena a la calidad y sostenibilidad de nuestro preciado sistema sanitario. Es fundamental que el propio sistema confíe en sus profesionales sanitarios, incluidos por supuesto los farmacéuticos, porque ellos son su recurso más valioso y los únicos capaces de complementar los vacíos que dejan las grandes corporaciones, anteponiendo siempre los intereses de los pacientes.



Diego Marro Ramón
Vocal de Relaciones Internacionales de la AEFF. Vocal de la Sociedad Internacional de Formulación Magistral (ISPhC)
Edgar Abarca Lachén
Director Científico de la Asociación Española de Farmacéuticos Formulistas (AEFF)


No hay comentarios:

Publicar un comentario