viernes, 28 de marzo de 2008

Hacia el pleno desarrollo del medicamento inividualizado


El medicamento magistral está conociendo un momento de expansión en nuestro país, como respuesta a la creciente y generalizada demanda de una terapéutica más personalizada y centrada en el paciente. Esta es una de las principales conclusiones que ofreció la interesante mesa redonda titulada “Desarrollo de la Formulación Magistral en la próxima década: luces y sombras”, celebrada el pasado día 1 de Marzo en Barcelona, gracias al patrocinio de ACOFARMA, dentro de la programación oficial de Infarma 2007.

En el debate, a través de distintas intervenciones, se pudo escuchar el punto de vista de los médicos prescriptores (Dra. Montserrat Salleras i Redonnet, dermatóloga del Hospital Universitario Sagrat Cor), el de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Dr. Rafael Puerto Cano, vocal de Formulación Magistral del COF de Madrid), el de las asociaciones de formulistas (representado en este caso por el Prof. Francesc Llambí Mateos, vicepresidente de Aprofarm) y el de los proveedores de materias primas (representado por el doctor Antonio Bamio Nuez, Director Técnico Farmacéutico de Acofarma). Entre todos los ponentes ofrecieron un lúcido y profundo análisis de la situación, dejando claro por un lado el enorme potencial terapéutico del medicamento individualizado y, por otro lado, las principales barreras que limitan el pleno desarrollo de esta práctica.

La doctora Salleras i Redonnet puso de relevancia el enorme interés que muestran los profesionales de la medicina por el medicamento magistral. En su opinión, el medicamento individualizado prestigia el acto médico, predispone al paciente de manera muy positiva frente a su tratamiento y, en definitiva, mejora los resultados terapéuticos. La Dra. Salleras subrayó además la importancia que da el médico, a la hora de prescribir un medicamento magistral, a la colaboración con el farmacéutico, a quien solicita constantemente información galénica sobre el diseño del medicamento (compatibilidad de principios activos y excipientes, selección del vehículo, información acerca de conservantes, antioxidantes, etc.). En cuanto a las barreras que limitan un uso más generalizado de la formulación magistral, en opinión de esta dermatóloga destacan dos: a) las excesivas trabas legales y b) la limitada o nula presencia de esta práctica en la formación que reciben actualmente los médicos. La presencia de la formulación magistral en la licenciatura de medicina es sencillamente nula, y muy deficiente durante la formación de postgrado y en función únicamente de su interés personal durante la formación que recibe el médico una vez en ejercicio. Para concluir, la Dra. Salleras indicó que es el momento de educar a los legisladores sobre la importancia de la Formulación Magistral, una herramienta terapéutica que el paciente sigue asociando con un tratamiento de calidad y de reconocido prestigio avalado por toda la historia de la medicina.

Francesc Llambí, vicepresidente de Aprofarm, también subrayó durante su intervención la escasa formación en formulación magistral que reciben los futuros médicos durante sus estudios. Por otro lado, llamó la atención sobre la poca consciencia que se tiene sobre otra importante característica de la formulación magistral: su modernidad terapéutica, en un contexto de atención a la salud que indudablemente tiende hacia la personalización de productos y servicios. Francesc Llambí presentó durante su intervención las primeras pinceladas del “Proyecto Fórmula 2012”, un ambicioso plan de acción diseñado por su asociación, encaminado a lograr el desarrollo y la divulgación de la formulación magistral en el ámbito médico durante los próximos 5 años. Terminó su exposición haciendo varios llamamientos explícitos. En primer lugar, a los farmacéuticos, para que tomen consciencia de su responsabilidad a la hora de divulgar la formulación magistral, algo que nadie va a hacer por nosotros, y por tanto la necesidad de que se involucren en proyectos concretos. En segundo lugar, a la Administración, para que se reconozca el valor terapéutico del medicamento individualizado y el gran esfuerzo que los profesionales sanitarios estamos realizando en su defensa, desarrollo y divulgación.

Antonio Bamio, Director Técnico Farmacéutico de Acofarma, centró su intervención en subrayar el papel determinante de los suministradores de materia prima, primer eslabón que hace posible la existencia misma de la formulación magistral de calidad, y la labor que pueden desempeñar como agente fundamental de apoyo a la tríada terapéutica “prescriptor-formulador-paciente”. Los suministradores tienen mucho que aportar a través de su participación en grupos pluridisciplinares, que deberían comenzar por cuantificar información: ¿Cuánto se formula? ¿Qué especialidades médicas están haciendo más uso de la formulación magistral? ¿Su uso se limita a la dermatología, o también es indispensable en geriatría, oftalmología, pediatría, odontología, ginecología, atención primaria, etc.? La puesta en común de datos y la cuantificación de estas cuestiones es importante y urgente por un doble motivo: 1) es el mejor camino para detectar necesidades (vacíos terapéuticos, necesidades de formación, etc.) y 2) es la única manera de demostrar y comunicar el valor terapéutico incuestionable del medicamento magistral y su aportación fundamental a la calidad de la asistencia sanitaria.

Rafael Puerto Cano, Vocal de Formulación Magistral del COF de Madrid, habló entre otras cosas del papel que desempeñan los Colegios en el desarrollo de la formulación magistral y la formación de los farmacéuticos. El Colegio de Madrid ha sido pionero en constituir una Vocalía exclusivamente dedicada a la Formulación Magistral, haciéndose eco del renovado interés que por esta práctica profesional están demostrando tanto el cuerpo médico como los propios farmacéuticos. Pero Madrid no es un caso aislado. El COF de Tenerife anunció a finales de febrero la constitución de su Vocalía de Formulación Magistral y otros Colegios están actualmente realizando gestiones en este sentido. Esto supone un importante paso adelante, porque solamente a través de una Vocalía específica estarán los Colegios en disposición de atender adecuadamente las crecientes necesidades de sus Colegiados en relación con una práctica que, además de constituir la verdadera esencia de la profesión, la experiencia de estos últimos años demuestra que está llamada a afianzarse y ganar terreno en el futuro.

Rafael Puerto explicó en su intervención que este afianzamiento de la formulación magistral queda patente si revisamos el desarrollo de la legislación específica en materia de medicamentos durante los últimos 15 años. La Ley del Medicamento de 1990 estableció las bases para la posterior publicación de la Real Farmacopea Española y del Formulario Nacional. La publicación de éste último sufrió repetidos y prolongados retrasos hasta finalmente ver la luz, en su primera edición, en 2003. Por otro lado, desde 2004 están en vigor en todo el territorio nacional las Normas de Correcta Elaboración y Control de Calidad de Fórmulas Magistrales y Preparados Oficinales (RD 175/2001). En su conjunto, este desarrollo puede parecer lento y de un alcance todavía limitado, trasladando en ocasiones a la profesión farmacéutica la convicción de que es todavía muy necesario ‘educar’ a los legisladores acerca del valor terapéutico esencial de la formulación magistral. Sin embargo, también es cierto que algunos conceptos se han consolidado. Por un lado, las Normas de Correcta Elaboración garantizan la calidad de la fórmula magistral: ahora podemos decir -y demostrar- que en España se están elaborando preparados de calidad. Por otro lado, la regulación del concepto de fabricación a terceros garantiza la accesibilidad de la fórmula magistral: un paciente puede tener acceso a cualquier tipo de fórmula magistral a través de su farmacia más próxima.

Una vez garantizadas la calidad y la accesibilidad del medicamento magistral se han sentado las bases y el primer paso está dado. Queda, como quedó patente en la mesa redonda de Infarma, mucho por hacer. Sin embargo, el futuro está de parte de los medicamentos individualizados y quienes mejor nos agradecerán y recompensarán el esfuerzo que hagamos en este sentido serán sin duda nuestros pacientes.

Diego Marro Ramón
Vicepresidente ejecutivo, ISPhC

Barcelona, 1 de Marzo 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario