martes, 6 de mayo de 2008

Formulación Magistral en Desabastecimientos


Con relativa frecuencia nuestro Sistema de Salud se ve privado de algún medicamento por razones que no vamos a entrar ahora a analizar, pero que como todos sabemos suelen escapar del ámbito estrictamente farmacológico.

Recientemente ha habido una interrupción del suministro a nivel nacional de dos fármacos relacionados con la Psiquiatría: la Amitriptilina (Tryptizol) y la Trifluoperazina (Eskazine). Estos dos casos nos han devuelto a la tesitura de tener que decir a los pacientes en tratamiento con estos fármacos la triste frase de “mire usted, en este momento no hay suministro alguno de este fármaco y no le puedo asegurar cuando se reestablecerá; comuníqueselo a su médico lo antes posible...”

En el caso de la Amitriptilina, el desabastecimiento no fue total ya que de las cuatro presentaciones, al menos una permaneció en el mercado aunque de forma intermitente.

Por otro lado, el caso del Eskazine aportó un elemento adicional: cuando fallaron los mecanismos de importación como medicamento extranjero se dio durante varias semanas (meses) un desabastecimiento total del fármaco, lo que se tradujo sin duda en un importante perjuicio para los pacientes que venían utilizando este tratamiento. Recordemos que para el caso de la Trifluoperazina no existe una alternativa farmacológica eficaz.

En Aragón, como en el resto de España, esta situación se prolongó hasta que los propios farmacéuticos recordaron a la Administración aragonesa que la promoción de este medicamento elaborado como Fórmula Magistral en las boticas resolvería inmediatamente el problema. El Salud (Sistema Aragonés de Salud) reaccionó y, efectivamente, vimos cómo se aportaba una solución sencilla, eficiente y de calidad en forma de Formulación Magistral al problema. Desde aquí aplaudimos la celeridad con que se llevó a cabo la respuesta por parte del Salud accediendo, incluso, a la financiación de dicha fórmula.

La solución al desabastecimiento fue promovida por un formulista, miembro de nuestra Junta Directiva, que contactó con proveedores de materia prima para que obtuvieran la molécula y cuando la Trifluoperazina estuvo disponible, los pacientes pudieron continuar con su medicación elaborada en las propias farmacias. La Amitriptilina ha seguido por el mismo camino y vuelve a existir a cualquier dosis, en forma de Fórmula Magistral.

Además, la resolución de los problemas de desabastecimiento por medio de la Formulación Magistral no hace sino utilizar un recurso con el que nuestro Sistema de Salud ya cuenta hoy en día: los muchos farmacéuticos españoles que han adaptado su laboratorio para elaborar medicamentos según las exigencias del RD 175/2001, la calidad de cuyas fórmulas es manifiestamente demostrable.

El análisis de estos recientes episodios nos debe hacer reflexionar sobre lo siguiente:

  1. Lo inadecuado que resulta que ante un desabastecimiento únicamente se contemple la opción de la importación como medicamento extranjero, sin considerar la alternativa de la Formulación Magistral (más rápida, económica, de calidad y, por tanto, más eficiente).

  1. La necesidad de que las Administraciones responsables posean un protocolo de actuación para que, en aquellos casos de desabastecimiento en los que la Formulación Magistral aparezca como la mejor alternativa, divulgar rápidamente esta información tanto entre los médicos como entre los farmacéuticos.

Intentando adelantarnos a posibles situaciones similares en el futuro, desde la AEFF se ha elaborado este protocolo de actuación para, cuando llegue la hora, tratar de minimizar el impacto.

Si vuelve una situación similar, los proveedores autorizados de materia prima serán informados inmediatamente para que, si es necesario, incorporen con celeridad la molécula que falte en sus catálogos (queremos resaltar sobre este punto la gran disposición mostrada por todos ellos)

Paralelamente a esto, desde el Comité Científico de la Asociación se desarrollará un PNT de elaboración de la fórmula en la forma farmacéutica adecuada. Esta información estará disponible para todo aquel que lo desee en la nueva web de AEFF: www.aeff.es, así como un listado de los suministradores que dispongan de la materia prima.

Cada farmacéutico tendrá toda la información necesaria para elaborar la fórmula y las Autoridades Sanitarias serán puntualmente informadas de todos los pasos dados.

Podemos tener soluciones de calidad en nuestro propio Modelo de Farmacia sin tener que recurrir a la importación de especialidades, la cual ralentiza y encarece el tratamientos de los pacientes.

Hemos tenido el ejemplo de Aragón en la búsqueda de soluciones y creemos que la respuesta a estas posibles situaciones la tenemos en casa, en nuestro propio sistema.

Utilizar la Formulación Magistral como alternativa en los casos de desabastecimiento es una opción que se contempla en la Reglamentación, consideramos a tener muy en cuenta y, por ello, nuestra intención ha sido puesta en conocimiento de las Autoridades Sanitarias.

Todo por asegurar la cadena que lleva la medicación hasta nuestros pacientes, todo por la defensa de nuestro Sistema de Salud, totalmente capaz de encajar situaciones creadas fuera de sus fronteras.

Martín Muñoz Méndez

Presidente de AEFF

Diego Marro Ramón

Vicepresidente ejecutivo ISPhC

Actualidad Magistral Nº1 – Abril 2008

2 comentarios:

  1. Gracias Diego por esta muleta.Haber si asi aprendo a caminar por estos barrios

    ResponderEliminar